El salvador tecnológico: Las soluciones digitales acuden al rescate en medio de Covid-19

Autor, Southeast Asia Infrastructure. A Forum for Desicion-makers (31 de mayo de 2021). El salvador de la tecnología: Las soluciones digitales acuden al rescate en medio del covid-19.

El sudeste asiático en su conjunto ha adoptado varias soluciones digitales para hacer frente a los retos que la covid-19 puso de manifiesto durante 2020-2021.

Es innegable que la covid-19 ha causado estragos en todo el mundo. Las economías de todo el mundo operan ahora bajo una nueva normalidad, caracterizada por una mayor adopción de las tecnologías digitales. En todo caso, la pandemia por covid-19 ha destacado la importancia de las herramientas y soluciones digitales para sostener y facilitar las diversas funciones de la economía y el gobierno en un momento en que el trabajo y las operaciones a distancia se han convertido en la norma.

El Sudeste Asiático no ha sido una excepción a estas tendencias. Como tal, la enfermedad covid-19 ha desempeñado un papel fundamental en la aceleración de la adopción de plataformas y tecnologías digitales en la región. Según un reciente informe publicado conjuntamente por Google, Temasek de Singapur y Bain & Company, alrededor de 40 millones de personas de seis países, a saber, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia, Filipinas y Vietnam, se conectaron a Internet por primera vez en 2020, lo que elevó el número total de usuarios de Internet en la región a 400 millones, frente a 250 millones en 2015. El informe destaca además que el tamaño de la economía de Internet de la región superó por primera vez los 100.000 millones de dólares en 2020 y, si se mantienen las tendencias actuales, se triplicará hasta superar los 300.000 millones de dólares en 2025.

También desde el punto de vista sectorial, no hay casi ningún sector que no se haya visto afectado por esta ola digital. Por ejemplo, la pandemia ha provocado un crecimiento en el sector de la tecnología educativa, ya que ahora los estudiantes deben tomar clases en línea. Sin embargo, el papel clave de la tecnología ha sido ayudar a los gobiernos de estos estados a gestionar mejor la crisis de Covid-19.

Un vistazo a algunas de las aplicaciones tecnológicas que salieron a la luz durante la pandemia y la tendencia de adopción observada en algunos de los principales países de la región del sudeste asiático…

Rastreo digital de contactos: Desde que comenzó la pandemia a principios de 2020, una actividad clave emprendida por los gobiernos de todos los estados fue el rastreo de los contactos de los ciudadanos infectados. Para ello, las naciones del sudeste asiático adoptaron varias herramientas digitales de rastreo de contactos en un esfuerzo por romper la cadena de forma temprana antes de que la infección se extendiera más. Estas herramientas han tenido diferentes niveles de éxito en la región.

Auto información de los síntomas: Como se ha mencionado anteriormente, la identificación temprana y rápida de los casos ha sido fundamental durante la pandemia de covid-19. Si bien el rastreo de contactos es una forma de lograrlo, el otro método ha sido permitir a los ciudadanos que informen por sí mismos de sus síntomas y busquen una consulta en línea. Para ello, el uso de plataformas de notificación de síntomas en línea y aplicaciones móviles han surgido como tendencias importantes en el Sudeste Asiático. Estos servicios pueden desplegarse rápidamente y ofrecer asesoramiento a las personas que presentan síntomas, así como remitirlas para que realicen más investigaciones médicas.

Crear conciencia ciudadana: Otro caso de uso de la tecnología durante la pandemia ha sido la creación de aplicaciones para concienciar e informar a los ciudadanos sobre los acontecimientos relacionados con la pandemia. Para ello, las aplicaciones informativas que proporcionan datos transparentes sobre la situación de la pandemia, a nivel local y mundial, surgieron como otra categoría importante de soluciones digitales desarrolladas en la región del sudeste asiático. Estas soluciones digitales y los canales de comunicación en línea se han utilizado para hacer accesibles y transparentes los datos de notificación de casos.

Apoyo a las autoridades gubernamentales: Otro ámbito que han explorado los países del Sudeste Asiático para frenar la amenaza del coronavirus, es el de las herramientas digitales, como las plataformas GIS, la modelización basada en agentes y las plataformas de simulación, que ayudan a apoyar el trabajo de las autoridades públicas. Varias de estas soluciones han surgido en la región, pero sobre todo en países con programas de colaboración establecidos entre científicos y responsables políticos.

Permitir a los ciudadanos tomar decisiones informadas: Otro caso de uso de la tecnología ha sido la creación de aplicaciones y plataformas web que informan a los ciudadanos sobre el nivel de concentración en determinados lugares públicos, ayudándoles así a tomar decisiones más informadas sobre sus posibles visitas. Los proveedores de soluciones suelen aprovechar los análisis de big data para este tipo de aplicaciones. Aunque sólo algunos países han desplegado este tipo de soluciones, otros también pueden seguir su ejemplo.

Distribución de ayuda: Muchas organizaciones sin fines de lucro y gobiernos de estos países del sudeste asiático han creado aplicaciones móviles que pretenden agilizar la distribución de ayuda y apoyo financiero a los pobres urbanos. En una línea similar, en algunos países del Sudeste Asiático se han introducido nuevos mercados en línea y plataformas de donaciones entre iguales para apoyar a las empresas locales y a los trabajadores de las industrias afectadas. Aunque estas plataformas ya existían, el brote de covid-19 ha acelerado su adopción. Se espera que este ámbito de aplicación se desarrolle aún más para abordar algunos de los retos actuales que se plantean en el despliegue de los programas sociales durante la pandemia.

Adopción por países

La aplicación de estas tecnologías en toda la región del sudeste asiático ha ayudado a los países a mitigar los diversos retos que han surgido a causa de la pandemia. Por ejemplo, el Centro Médico de la Universidad de Malaya, un hospital público de Malasia, desplegó big data para predecir el número de máscaras y kits de pruebas de covid-19 necesarios. Además, el gobierno también desplegó varias soluciones basadas en el IoT para intensificar las medidas de contención contra la covid-19. Esto incluía dispositivos inteligentes de termodetección, redes de vigilancia y otras aplicaciones sanitarias basadas en IoT. Los expertos del sector afirman que el IoT, o Internet de las cosas, tiene el potencial de ser una poderosa herramienta para gestionar la pandemia debido a su escalabilidad y a la naturaleza automatizada de sus soluciones.

Al igual que Malasia, Tailandia también se apresuró a adoptar varias soluciones digitales en un esfuerzo por gestionar las interrupciones por covid-19. En el país se han lanzado varias plataformas que satisfacen diferentes necesidades. Por ejemplo, se han creado plataformas que rastrean a las personas infectadas o a los individuos que solicitan la autocuarentena. Esto permite a las autoridades sanitarias controlar fácilmente la situación. Además, algunas empresas e institutos también han creado chatbots para ofrecer consultas sobre covid-19 al público, han creado herramientas que pueden medir el volumen de mascarillas y desinfectantes disponibles, han establecido canales de comunicación que emplean formas de combatir la enfermedad, etc.

Además, según la Agencia Nacional de Innovación (NIA), los organismos estatales han trabajado juntos y han creado una nueva aplicación llamada DDC-Care que ayuda a las personas a autoevaluar si han contraído el coronavirus y hace un seguimiento de las personas que han viajado desde países de riesgo que requieren autocuarentena. En otra iniciativa del gobierno, el Distrito de Innovación Médica de Yothi (YMID) y el Fondo de Desarrollo de Empresas Basadas en la Tecnología y la Innovación han fomentado un canal en el que las empresas tecnológicas de nueva creación pueden ayudar a los pacientes a evitar la hospitalización permitiéndoles hablar con los médicos en línea para ayudar a reducir la posibilidad de contraer el coronavirus. Esta iniciativa pretende reducir la carga de trabajo de médicos y enfermeras y hacer que los hospitales estén menos saturados. Según fuentes del sector, el YMID ha creado una colección de 22 startups de tecnología sanitaria que desempeñan por separado un papel en la detección de pacientes, la prestación de asesoramiento médico básico, la teleconsulta, la realización de diagnósticos, la provisión de sistemas de atención al paciente y la organización de la logística médica.

Como muestran los ejemplos citados, las startups desempeñan un papel fundamental en el ecosistema de la digitalización. En la actualidad, más de 30 startups en Tailandia trabajan en tecnología que apoya el distanciamiento social.

También Singapur ha emprendido activamente iniciativas de digitalización para hacer frente a algunos de los retos que salieron a la luz durante la pandemia. El uso de la aplicación TraceTogether y el sistema SafeEntry han permitido a las autoridades sanitarias realizar el rastreo de contactos de forma rápida y eficaz. Mientras que SafeEntry es un sistema nacional de registro digital que registra los datos de las personas que visitan lugares públicos, TraceTogether es una aplicación móvil que pretende complementar los esfuerzos manuales de rastreo de contactos. Además, GovTech también ha puesto en marcha los chatbots de covid-19 para ayudar a los ciudadanos a estar al tanto de cualquier novedad relacionada con el virus. Por otra parte, en un esfuerzo bastante innovador, se ha desarrollado SPOT, un robot de cuatro patas, para ayudar en las medidas de distanciamiento seguro en los parques y entregar artículos esenciales, como medicamentos, a los pacientes. El robot fue construido por Boston Dynamics y es la primera plataforma robótica sobre la que GovTech está desarrollando capacidades de software de servicios inteligentes de peraciones digitales (DOSS).

El camino a seguir

En el futuro, se espera que la adopción de la tecnología siga creciendo. Los trastornos creados por la pandemia han creado una nueva normalidad y un nuevo orden que han llegado para quedarse en los próximos años. Varios informes de la industria han destacado que, dado que las antiguas formas de llevar a cabo la actividad económica ordinaria se han vuelto arriesgadas, el despliegue tecnológico a gran escala es la única solución.

Según el informe e-Conomy SEA 2020, al menos uno de cada tres consumidores de servicios digitales comenzó a utilizar un nuevo servicio en línea gracias al covid-19. De ellos, el 94% dijo que pensaba utilizar estos servicios incluso cuando la pandemia haya terminado.

Por lo tanto, se espera que este cambio digital en la forma de trabajar dure más que la pandemia. Esto redefinirá la forma en que los gobiernos y los ciudadanos operan en todo el sudeste asiático.
Share This :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tu red de ventas plug-and-play para expandir tu marca a nuevos mercados dentro del sudeste asiático.

Suscríbete a nuestro newsletter!

© 2021 YEM Pte Ltd, todos los derechos reservados. Desarrollado por Mukiku.